logo

La máquina de ranura de usate libro


La máquina de ranura de usate libro

Había quince hojas en total, y once eran azules. Curioso -levanté la vista hacia Corso; me observaba con tranquilas ojeadas que iban de la carpeta a mí y de mí a la carpeta-. Dónde ha encontrado esto?
Y ese fue todo su patrimonio -completó sin dificultad la cita, antes de arrellanarse en la butaca y sonreír de nuevo-. Aunque, si he de serle sincero, me gusta más El capitán Blood. Levanté la estilográfica en el severo aire para amonestarlo.
Lapresióndeairenominalesde0,6 МPа.
Todo se sabe! -Todo se sabe al fin -repuso Porthos, que nada sabía. Hizo que el secretario tomase nota de aquello, ordenó incluir el libro en el sumario, y fue a reunirse con un hombre alto que fumaba junto al alféizar de una ventana abierta.
Según los grabados de los tiempos de Skaryna fue hecha la máquina de impresión, para la cual fueron especialmente fundidos moldes y matrices con el texto de la Biblia. El libro fue impreso en un papel de lino hecho artesanalmente de acuerdo con la vieja.
La calidad de los libros impresos fue apreciada por los especialistas belarusos, así como por los expertos rusos desde San Petersburgo y Moscú. El libro es prácticamente idéntico al original. Además de eso, me gustaría señalar que con el nivel actual de los medios técnicos.
A modo de experimento, el señor Vladímir ya probó a partir de la tecnología del siglo XVI imprimir la Biblia de Francisco Skaryna. Además de eso, el historiador estudió tipografía, así como los documentos que describen la tecnología del papel y el proceso de impresión.
El agente de las huellas digitales se levantaba con el libro en las manos. -Es curioso lo de esa página. El policía alto se encogió de hombros. -Yo leo poco -dijo-. Pero el tal Porthos era uno de esos personajes, no?
Una de estas publicaciones fue un libro-álbum, Santo Príncipe Apostólico Vladímir, preparado por Vladímir Likhodédov y Vladímir Péftiev. El material ilustrado de las colecciones de los autores presentado principalmente en tarjetas postales y fotografías antiguas con imágenes de iglesias ortodoxas construidas en el nombre del.
Había sacado de alguna parte, escamoteando el paquete, un cigarrillo sin filtro tan arrugado como su viejo gabán y sus pantalones de pana. Le daba vueltas entre los dedos, observándome a través de las gafas de montura de acero torcidas sobre la nariz; con el.
Vladímir Likhodédov y Vladímir Péftiev nos han divertido con la maravillosa edición de libros. El libro muy bien decorado y publicado con toda la razón puede considerarse una de las mejores ediciones dedicadas al 1000 aniversario del reposo de Santo Vladímir.
En una serie, En busca de lo perdido, él publicó los álbumes: Santo Alexander Nevski, El año 1812, Minsk: viaje en el tiempo, Tadeusz Kosciuszko en postales antiguas y obras gráficas, Sinagoga, Znіchkі de la Patria, Belarús a través de las lentes de un soldado.
Eso me gustó, pues las visitas suelen dedicarle poca atención; lo toman por un viejo pariente. Yo acechaba su reacción y observé que sonreía a medias al sentarse: una mueca juvenil, de conejo al cabo de la calle; de esas que captan de inmediato la.


59
Sitemap